miércoles, 16 de diciembre de 2009

Insomnio


No sé si es que no quiero tener pareja o simplemente no me apetece. En vez de darle vueltas a las cosas, hoy lo suelto a bocajarro. Ésto quizás debería de ser el corolario al post, pero ya lo suelto de primeras. Debe de ser el hecho de que tenga la noche en blanco (es decir no pueda dormir) o quizás es que ya estoy cansado de dejar de ser yo.
Quienes me conocen pueden decir que siempre he sido una persona contenida, reflexiva. Pocas veces la gente a mi alrededor sabía qué era lo que me pasaba por la cabeza o que realmente estaba "out". Creo que sólo dos veces en mi vida me he sentido vulnerable, expuesto a los demás sin ser capaz de controlarme y sintiendo que no era yo el que se mostraba a los demás. Curiosamente, las dos veces han coincidido con las dos únicas veces que he creído estar "enamorado" de verdad en mi vida, una hace diecisiete años y otra hace uno. Y voto a bríos que no me gusta. Una amiga me dijo que me había convertido en un paranoico, en un histérico y un "llorica" y quejica. Y creo que la asusté. No a mi amiga, sino al objeto de mi afecto. Ella se había sentido atraída (o no) por un tipo de persona que de repente desapareció. Y no voy a decir que la gente estuviera exagerando, porque es verdad que yo mismo notaba todos esos síntomas que me comentaban. Pero era incapaz de controlarme. Estaba desatado y lo peor de todo es que era incapaz de reorientar lo que estaba pasando.
Y ahora, cuando creo que todo ha pasado, mi vida vuelve a recuperar la normalidad, vuelvo a ser una persona que le gusta reírse de la vida y a la que no hay que tomar en serio en el 99% de las cosas que dice. Y como no quiero dejar de ser así, creo que lo mejor será hacer lo que hice hace dieciséis años. Blindar mi corazón para evitar el no volver a ser yo mismo. Porque no me gusta la persona en la que me convierto. Y creo que a la gente que me rodea tampoco. Y estoy seguro que a los objetos de mi afecto tampoco.
Hasta que cumpla los 48 y vuelva a aparecer alguien que rompa ese blindaje. Pero aún quedan muchos años para disfrutar de mi verdadero yo.

AVISO: Este post está escrito anoche, en una de mis cada vez más frecuentes crisis de insomnio. Pese a todo creo que ahora tras haber descansado un poco sigo suscribiendo todas las palabras. Por éso lo publico.

10 comentarios:

satrian dijo...

Siento lo de las noches toledanas, pero no creo que los blindajes a todo riesgo sean fiables, y menos en estos casos porque el amor busca las rendijas para colarse, no las puertas.

Irene Jansen dijo...

Curiosamente, yo dejé de ser insomne cuando tuve amor en mi vida.

No sé tu primer amor, pero el último me parece que tuvo mucho de sugestión, y es posible que saques tus tensiones y miedos a relucir y por eso cambies tanto.

Blindarse al amor no sirve de nada, porque cuando te llega te llega, o eso creo yo. Pero claro, yo no concebía la vida sin amor ni cuando no lo tenía.

CRD dijo...

Sinceramente, no sé qué decirte. Yo misma he pensado muchas veces que lo mejor que podría hacer es pasar de todo, crearme un escudo que me aislara del mundo, no dejar que nadie llegara a tocarme, a importarme... pero todo esto es demasiado trágico, radical e inútil. Aunque en ocasiones necesitemos pensarlo. No puedes controlar cuando conocerás a quien podría ser ese alguien, (ni como vas a actuar, ni qué va a suceder), y llegado el caso, yo al menos, sería incapaz de mirar a otro lado y decir "disculpa, ¿te importaría marcharte? tengo que sacar brillo a mi blindaje"; aunque lo intentara.

hesisair dijo...

satrian - Pues durante muhco tiempo funcionó amigo, funcionó
Irene - Sí, es un problema posiblemente de miedos y temores, o quizás de no saber como afrontar un estado en el que no estoy acostumbrado a encontrarme. Y sí, el hecho de que hubiera mucho de sugestión, con lo que no pude plantearme la estrategia "ayudó" mucho.
Sobre mi insomnio. No sé, cada vez va a peor, pero he dormido muy mal desde los 18-20 años...
CRD - Sé que es mi sino, que un día me volverán a pillar y seré incapaz de mantener mi blindaje. Pero otro descontrol como el que he tenido... odiaría tenerlo otra vez. Ése no soy yo. O sí...

Irene Jansen dijo...

Si te sirve de consuelo, yo tuve rachas mejores y peores, pero no dormía bien desde niña... y ahora duermo como una bendita...

Luna Rota dijo...

Te entiendo demasiado bien y si tu corazón y tu alma ahora te suplican silencio, permiteselo... pero no por demasiado tiempo. Eso un huir y las cosas que nos hacen daño es mejor afrontarlas. Si te sirve de consuelo, yo llevo algo mas de cinco meses sin poder dormir. Las noches se me hacen demasiado largas y oscuras. Lucho con las pocas fuerzas que me quedan, por volver a ser yo,por volver a reirme de la vida... y lo conseguiré...
No blindes tu corazón, pues aunque sea lo que mas duele, el amor es lo que nos hace sentir vivos.

hesisair dijo...

Irene - Esperemos que alguna vez vuelva a dormir bien...
Luna Rota - Durante el día me encunetro bien relajado, hasta que la noche y la oscuridad cae. Pero sé que alguna vez seré quien era las 24 horas del día, no sólo cuando salga el sol. Algún día la encararé cara a cara, pero no ahora que no controlo mis reacciones. Suerte a ti también, seguro que dentro de poco te ríes de la vida. Seguro.

Luna Rota dijo...

Seguro!!! y seguro que tu también!! Tan solo es que, a veces, hay que consumirse en el infierno para poder volver a alcanzar el cielo.
Una vez leí en un libro realmente increible (Ella, que lo tenía todo - De Angela Becerra), que cuando no tenemos ningún afecto a nuestro alrededor, terminamos magnificando aquello que por lo menos nos obliga a levantar cada mañana. Nos enamoramos del verdugo que nos ha esclavizado. Sobredimensionamos su valor tan sólo para sobrevivir y poder sentir.
:-)

Anónimo dijo...

Lo dices porque seguro que no te comes una rosca y crees que alguna titi se va a compadecer de ti por eso. Se te ve el plumero...

hesisair dijo...

Anónimo - No me desmontes el garito que por ahora iba bien... A ver si se van a dar cuenta... :-O