lunes, 23 de noviembre de 2009

Monos como Becky

"Tienes un problema. Eres pesimista cuando hablas sobre ti mismo y da la impresión de que intentas dar pena, que se compadezcan de ti"

Me lo dijo una buena amiga. Reflexiono sobre ello, porque no es mi intención y me fastidiaría dar esa impresión...

4 comentarios:

satrian dijo...

Que pasa que por contar mi vida quiero que me den cariñitos, y se compadezcan de mí, quizás simplemente quiero que conozcas mis problemas, me suena a comentario de pareja resentida.

CRD dijo...

Pesimista sería pensar que la caja de bombones está vacía, ¿no crees?

De todas formas, si tu amiga te dice eso supongo que intenta ayudarte de alguna forma. Muchas veces nos falta perspectiva y solemos juzgarnos (a nosotros y a lo que (no) nos pasa) más duramente que a los demás, lo que nos puede hacer caer en cierto abatimiento que no notamos ¿? y que los demás no entienden.

Al menos, a mí me pasa a veces. En realidad, en tu caso no sé. ¿por ayudar?

Besos.

Irene Jansen dijo...

Esos comentarios duelen porque nos sacan de nuestro autoengaño y, sobre todo, porque hablan de algo de lo que no somos conscientes.

Hace unos meses, El Guapo me dijo que soy una persona increíblemente pesimista. Primero lo negué: no era consciente de serlo. Luego encontré mis justificaciones: con la historia familiar y personal que tengo, como para no ser pesimista...

Sin embargo, le estoy muy agradecida por habérmelo dicho. Siempre he admirado en él su optimismo, y día a día me esfuerzo por mirar el mundo de forma más optimista. A veces incluso me sale natural.

Hay otro defectillo que me criticó que aún estoy luchando por dominar... pero poquito a poco.

Si los amigos no nos ayudan a ser día a día mejores persona y más completas, ¿de qué nos sirve?

hesisair dijo...

La verdad es que no me quejo de que me lo dijera. Es una persona a la que aprecio mucho (y con la que discuto mucho también) y sé que lo dice con toda la buena intención y para ayudar.
Simplemente me dejó muy descolocado, nunca lo había visto desde esa perspectiva. Dándole vueltas puede que tenga algo de razón, así que he decidido voltear la tortilla y éso significa entre otras cosas pensar en que las cosas buenas están a la vuelta de la esquina. Lo único que me ha dado por pensar es en si mi niña decidió que las cosas no podían ser porque pensaba ésto mismo y huyó...
Pero no vamos a darle vueltas al pasado con un futuro espectacular por delante...