viernes, 25 de diciembre de 2009

¡Qué bello es vivir!

Lo que más recuerdo de la primera vez que vi esta película, hace ya muchos años, es la escena en la que una joven Mary le dice al oído sordo de George que siempre le amará. Recuerdo que fue en un homenaje a Capra en el momento de su muerte y que me quedé pensando si alguien estaría pensando lo mismo de mi en algún lugar.
Después, todo lo demás, el ángel torpón buscando sus alas, mientras James Stewart intenta suicidarse, hasta que finalmente las consigue, con ese final emocionante y precioso en el que, con toda la familia reunida mientras George Bailey recibe la respuesta a todo lo que ha hecho en la vida por los demás, una campanilla suena. La campanilla que nos dice que Clarence ha conseguido sus alas.
Antes, cuando George se da cuenta de todo lo que puede perder si se suicida, tenemos una de las escenas emblemáticas de la película. Quién no recuerda esta maravilla, con James Stewart corriendo como un loco por Bedford Falls, dando gracias por la vida:



Esta película ha simbolizado siempre todo lo que rodea la Navidad y me apetecía recordarla en esta Nochebuena, vigilia de la Navidad. Porque esta película nos enseña, sobre todo, que uno siempre acaba recibiendo lo que da. Y que tampoco nos cuesta tanto hacer la vida un poquito mejor a los que nos rodean. Aunque sólo sea regalando sonrisas, que son gratis, y diciendo Feliz Navidad aunque no te lo creas ni tú.
Intentemos ser mejores, intentemos hacer mejores a los que nos rodean. Porque a largo plazo saldremos ganando, seguro.
¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!

3 comentarios:

satrian dijo...

Feliz Navidad bro, ojalá tu angelito se gane las alas también, atento a las campanillas.

terrazita dijo...

Qué bella película, qué bello tu último párrafo. Creo que tienes toda todita la razón. Qué poco cuesta sonreír, y cuánto se consigue con una sonrisa a tiempo...
Gracias por este post. Me has hecho desear ser mejor persona. Y me has hecho sonreír recordando...

hesisair dijo...

satrian - El mío tiene que haber sido muuuuuuy maloso.
terrazita - Gracias a ti por tus palabras. Sigamos sonriendo aunque no podamos o queramos. Qué es gratis!!!